top of page

YO me apunto ONLINE

Actualizado: 18 feb 2022










¿De dónde surge la terapia online? ¿La terapia online funciona? ¿Cuándo empezó a tomar fuerza la terapia online como estrategia para encontrar bienestar?, estas son algunas de las preguntas que resolveré a continuación:


Hoy te quiero contar como la estrategia online para recibir terapia puede impactar el bienestar de forma positiva y como a raíz de los cambios que hemos vivido por la aparición de la pandemia, se ha tornado en una estrategia invaluable y de gran popularidad para encontrar respuestas y equilibrio emocional.


Trabajar a larga distancia con un psicólogo, psiquiatra, u otro profesional de la salud mental, no es nuevo. Freud en el año 1935, el Padre del psicoanálisis, en conjunto con otros terapeutas lo practicaban, escribiendo cartas periódicamente a sus pacientes para mantenerse en contacto con ellos. En aquellas épocas la comunicación no era tan fluida como lo es hoy en día, ni tampoco existía toda la tecnología que existe hoy, por tanto, dichas cartas demoraban días y días en llegar a su destino. Las cartas que enviaban dichos terapeutas a sus pacientes eran para brindar apoyo, orientación y retroalimentación a distancia.


Mas adelante, la situación cambio, llego el Internet y los computadores personales, por tanto las oportunidades de asistir a una terapia a distancia cambiaron de forma significativa. Inicialmente se comenzó con grupos de autoayuda y/o grupos de apoyo online, en la década de 1980. Posterior a ello se generó el espacio para el chat en línea y servicios de mensajería instantánea, hasta que llegaron las webcams, que permiten hablar cara a cara a través de Internet en tiempo real.


En el año 1986, se creó el proyecto “Pregúntale al Tío Ezra” el primer servicio de ayuda en línea, de la Universidad de Cornell. Inicialmente los tipos de preguntas eran por ejemplo, cómo obtener un permiso de estacionamiento y temas académicos. Sin embargo, después los estudiantes comenzaron a usar el servicio para hacer preguntas más personales, como por ejemplo como hacer frente a la presión social, su preocupación por el abuso del alcohol, e incluso pensamientos de suicidio.


Pero el verdadero pionero de la terapia online es David I Sommers (Psicólogo), quien comenzó a ofrecer tratamiento privado a través de Internet en la década de 1990. Para el año 2000, ya había por lo menos 200 sitios web ofreciendo terapia online y orientación psicológica.


La terapia online en realidad es una rama de la telemedicina y ha ganado gran acogida, y se ha hecho a pulso un espacio dentro del mercado actual, la necesidad a la que nos vimos enfrentados, al estar confinados, aislados del mundo, nos llevó a muchos a enfrentar alteración emocional y escenarios de crisis, no podíamos tener contacto, pero necesitábamos estrategias de afrontamiento saludable para estabilizar dichas alteraciones emocionales y manejar la crisis.


A veces en medio de las peores crisis, surge toda nuestra capacidad creativa y mejor potencial, por tanto en redes algunos personas no solo del campo de la psicología, de muchas otras profesiones, emprendedores, empresarios, empezaron a pensar como seguir adelante en su aspecto laboral, profesional y financiero, sin tener un contacto presencial, e iniciaron un nuevo camino, que quizá no estaba tan contemplado antes de la pandemia, como lo es ahora, y eligieron publicar sus servicios en redes, reinventarse, generar nuevos servicios y de esta forma se encontró una nueva manera de comunicarnos para conectar.


Pero después de todo lo anterior, te contare entonces cuales son los beneficios de la terapia online, y asi entenderas que si funciona:


  • Optimización del tiempo y disminución de costos: Menos desplazamientos.

  • Anonimato e intimidad: Al no tener que ir al consultorio, no seré observado por nadie, cuando no quiero que otros sepan que estoy en terapia, por el paradigma que existe aun “Si voy al psicólogo=me estoy volviendo loco”

  • Es tan eficaz en la reducción de síntomas como lo es la terapia presencial: Se usan las mismas metodológicas científicas para evaluación, diagnóstico y tratamiento.

  • Comodidad: Puedes conectarte desde el lugar que prefieras, eso sí, conservando la confidencialidad y evitando toda interrupción posible.

  • Mayor cobertura y acceso: Las personas se pueden conectar con el Profesional desde cualquier parte del mundo, eliminando las barreras geográficas.

  • Horario flexible: Se pueden elegir horarios que no interfieran con el trabajo.

  • Confianza: Probablemente si tomas la sesión desde el lugar que elijas, por ejemplo la comodidad de tu casa, esto proporciona una sensación de control y familiaridad.

  • Seguimiento continuo: Generalmente las terapias online incluyen apoyo entre sesiones a través de email, para revisar la evolución entre sesión y sesión, lo que favorece un mayor beneficio terapéutico.


Los servicios de Terapia Online no son para todos, si hay condiciones mentales severas, en ese caso es mejor la terapia presencial, y para darse cuenta de si son o no indicadas para cada caso, el profesional lo determinara en una primera sesión de pre-acercamiento.


Después de todo lo anterior, si necesitas asistir a terapia, ¿te apuntarías ONLINE? ¿de qué forma consideras que la terapia online es la mejor opción para ti?









MÓNICA HOLGUÍN
Especialista en Psicología de Salud y Seguridad del Trabajo
Programación Neurolingüística
Teoterapia




127 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page